território livre  |  2020

 

Aqui vamos...

 


 

La pandemia llegó Guatemala a través de migrantes guatemaltecos expulsados de EEUU y la mayoría infectados con coronavirus, los primeros casos positivos se concentraron en la ciudad de Guatemala en hospitales provicionales. Como en todos los países nos tomó desprevenidos, solo que con la diferencia que el sistema de salud en Guatemala ya había colapsado desde hace mucho tiempo e inmediatamente el estado fué declarado en estado de calamidad pública.
 

Las noticas seguian llegando de la ciudad mientras nos sentíamos inmunes y lejanos a lo que nos pasaría, pero a medida que pasaba el tiempo el país cerro sus fronteras aéreas, terrestres , acuáticas y los negocios se fueron paralizando.
En Guatemala el 70 % de la poblacion se ocupan de la economía informal mayoritariamente indigenas.

 

Siendo mi comunidad con predominacion de descendecia indigena; artesanos , agricultores, comerciantes en otros departamentos y municipios del país. Con el avance del virus en otras comunidades del interior del país también se cerraron las fronteras internas y allí es donde la economía local empezó a decaer aún mas y con grandes cantidades de compatriotas infectados o en riesgo en EEUU dejaron de enviar remesas porque fueron deportados o que dejaron de trabajar allá por miedo a ser deportados o infectados. Los migrantes son un porcentaje grande que con sus remesas sotienen al país.
 

El pais se fué cerrando aun mas; los pequeños negocios florecientes al servicio del turismo nacional e internacional se fueron cerrando también.
 

Y es allí donde se priorizò a los negocios transnacionales dándoles la libertad de seguir capitallizando pero prohibiendo a los micro empresarios emergentes en el pais y la localidad.
 

Desde entonces empezamos a visualizar la decadencia económica de nuestra comunidad y el porvenir que no era nada alentadora para todos.
 

Nuestra intuición empezó a florecer y acertamos que si no moviamos la economia local ibamos a colapasar , también Santiago contaba con un vida nocturna y también está colapsado, entonces empezamos a apoyar a pequeños comerciantes del vecindario promocionándolos, aprovechando los recursos que tenemos algunos como las redes sociales, haciendo una red local teníamos que sacarle provecho, el sistema de compras y ventas cambió de la noche a la
mañana, lo esperabamos pero no creíamos que fuera tan pronto. 

 

Ahora en las redes sociales puedes encontrar desde tortillas , frutas, verduras y otras cosas llevados hasta la puerta de tu casa , vaya redes sociales teniamos que sacarle provecho pero la historis no es positiva para todos .

El tiempo de confinamiento iba pasando el virus ya estaba encaminado en otros municipios y finalmente llegó a Santiago Atitlán y como en todo el país un sistema desprevenido y colapsado para todos y ahora soportar una pandemia es como una odisea .

 

El sistema de salud, educacion, político, económico ya estaba colapsado en el país exceptuando a un pequeño grupo de oligarcas que han sabido aprovecharse de los recursos del país dejando al pueblo en un sistema de “salvece quien pueda”

Un pequeño colectivo de mujeres empezmos a visualizar las dificultades que se venían y empezamos a organizarnos, preveer y recaudar fondos para los salubristas de nuestra comunidad y ahora involcradas en la seguridad alimentaria de grupos vulnerables de Santiago Atitlán.

 

Como artista visual estoy conbinando el arte con todo el caos pero el mismo caos me mantiene viva porque creo que mientras hay vida habrá esperanza y resurgiremos de lo mas tenebroso como la flor de la ninfa resurge del lago Atitlán.

 

 

 

 

 

Barbara Sosof

 

Artista visual e

Trabalhadora social 

Instagram

 

 

Arte Ismael Sosof

 

Santiago Atitlán- Guatemala

junho 2020