território livre  |  2020

 

PRESERVACIÓN DE LA

CULTURA Y TRADICIONES DE SU VESTIMENTA

Ed 7 Barbara Foto 2.JPG

¿En qué momento en la cultura Tz’utujil los colores fueron asignados por género, color?

 

En Latinoamérica existen indígenas y Guatemala es uno de estos países.

Según el último censo de población realizado en el año 2018. Guatemala tiene una población de 14,901,286 habitantes de la cual 51.5% son mujeres y el 48.5 son hombres.

Santiago Atitlán con una población de 41,877 habitantes según el censo del 2018 con el 50.87% mujeres y 49.13 de hombres. Como resultado del censo en una sección de autoidentificación los resultados fueron: 97.41 Mayas y con porcentaje de autoidentificación de ladino es de 2.16%. Esto es alentador, aunque con poca variación con resultados del censo del 2002. (Instituto nacional de estadística INE)

 

Desde que tuve uso de razón siempre estuve rodeada de colores de hilos, telas, bordados, el lago, aves, naturaleza e historias de mi abuela, tías, primas, vecinas que tejían, bordaban y lucían su vestimenta después de un largo proceso de trabajo. 

 

La indumentaria tradicional ha sido modificada con el paso del tiempo por influencias internas y hasta llego a pensar que la transculturación sin perder la esencia, las mujeres portan un güipil que es diseñado y tejido por mujeres y la mayoría de ellas lo elabora en un 60 % porque como otros trabajos todas tienen una especialidad en el proceso: unas tejen, otras diseñan, otras bordan aun en entre las bordadoras hay especialidades: de aves, de flores, de líneas divisorias.

 

El corte (la falda) tradicionalmente era de rojo hasta que por otras circunstancias empezó a elaborarse mas colorido y con diseños de jaspe que le da aun mas color, la mayoría de mujeres hasta hace unos años no portaban fajas para sostenerlo, simplemente lo trababan en la cintura y seguían el curso del día así, sin ninguna incomodidad, con el paso del tiempo las nuevas generaciones lo empezaron a usar y por ahora por las mujeres adultas son las que no usan faja.

El tocoyal (sombrero: un pedazo de tela roja, larga y angosto de aproximadamente 15 a 20 metros que se enrolla en la cabeza y al final acaba con un diseño colorido) es otra pieza que lucían muchas mujeres, algunas adultas y ancianas aún lo utilizan. Las jóvenes lo utilizan en ocasiones muy importantes en la escuela, actos religiosos y otros.

 

La indumentaria de los hombres es tradicionalmente una camisa roja que la elaboraban exclusivamente de algodón con unas franjas negras y también usan un pantalón corto (skaff=vermuda) que es diseñado en esta época con bordados de pájaros, flores, y líneas divisorias bordadas cuidadosamente y con acabado fino. EL pantalón corto es ajustado con otro pedazo de tela tejida para sujetar los pantalones cortos (skaff). Y también varían según condición económica o que alguien de la familia se dedique a bordar. 

Cada ves lo utilizan los más jóvenes, unos pocos adultos y ancianos lo utilizan cotidianamente y algunos en ocasiones muy especiales.

Ed 7 Barabara pintura 2020-08-07 at 21.29.59.jpeg
Ed 7 Barabara 2020-08-07 at 21.33.38.jpeg

Los colores de los tejidos, figuras, diseño de ambos son exactamente los mismos, llego a pensar que el skaff (vermuda) es un güipil invertido con los mismos detalles solo varía la forma.

Los colores predominantes en ambos son:  el blanco, el rojo, negro y luego se derivan más colores, anteriormente los colores eran teñidos con tinta natural con el paso del tiempo y la globalización otros colores industriales complementan los colores utilizados en la elaboración de todo tipo de textiles, pero sin perder la esencia. Cada generación se atreve a agregarle detalles de acuerdo a la actualidad y que al final se incorpora lo antiguo y lo moderno.

También existen vestimentas   por condición económica de cada individuo, los que tienen un poco más de ingresos utilizan los más coloridos, hilos de primera calidad, finos acabados y diseños emergentes que se distinguen con otros, al contrario, otras personas improvisan su vestimenta con diseños menos sofisticados y más comunes.

 

Y si tratamos de ponerle un precio a un traje completo de hombre o mujer el precio es invaluable por todo el proceso de elaboración de cada pieza.  La mayoría de mujeres que lo portan lo elaboran ellas mismas y también el traje del esposo, padre, hijo, hermano. En la actualidad algunos hombres empezaron a incursionar en el mundo de los bordados por falta de empleo y otras causas.

En cualquier lugar de Guatemala u otros países es fácil identificar a los Tz´utujiles por la portación de su vestimenta que lucen y por hablar el idioma.

 

El idioma Tz´utujil es la lengua materna de una gran cantidad de la población Tz’utujil y como segundo Idioma de la mayoría es el Castellano, pero la dificultad de que el idioma Tz´utujil que carece de unas variantes y que dificulta un correcto pronunciamiento del castellano.

Después de los acuerdos de paz y con la intervención de organismos internacionales ha ayudado a que una mayoría de la población se sienta orgulloso de sus raíces: de su cultura; idioma, vestimenta, historia y la cosmovisión maya, los cambios han sido mínimos, pero pensando en que serán positivos y firmes con el paso del tiempo.

 

Al observar e indagar por mucho tiempo a mi alrededor y contrastando con esta era llego a una conclusión que para mi es positivo que en el inconsciente del portador de la vestimenta lo luce sin pensar en que los colores son de un género diferente al portador, los colores, los bordados, no existe distinción y nadie recrimina esto, al contrario, el que lo luce, lo luce con orgullo, forjando su identidad, sus raíces. Un buen porcentaje de mujeres aun luce su vestimenta a diferencia de los hombres.

Los colores para hombre y mujer no existen en la vestimenta de los Tzutujiles y otros pueblos originarios de Guatemala. Los diseños son inspirados de la naturaleza:  aves, flores, símbolos .

 

No hay división entre todo esto, todo es color, todo es vida, todo es natural, todo es un uno.

Bárbara Sosof Aguilón

Artista visual

Trabajadora social

instagram

 

Santiago Atitlán 

Guatemala

 

agosto 2020